ya de perdida… ¡que se pongan de acuerdo!

Ni siquiera el señor Poiré tiene claro el tercer mito. ¡Así no se puede informar ni discutir! Si usted se fija, el título del tercer mito que se encuentra en el blog de la presidencia dice “Falso que la presencia de las autoridades detone sistemáticamente la violencia”, mientras que, si usted mira el video, se afirma que el mito es que “la estrategia nacional de seguridad desata la violencia”, y para acabar de revolvernos a todos, el señor Poiré trata de convencernos de la falsedad de dicha violencia afirmando que la neutralización de los líderes criminales no muestra que se aumente la violencia al ejecutarlos, detenerlos o abatirlos. ¡Esto no tiene ni pies ni cabeza!

Así pues comienzo por preguntarme cuál es el mito que buscan desmentir:

1 ¿Que la presencia de las autoridades detona sistemáticamente la violencia?

No recuerdo que nadie haya afirmado algo así, tal vez se ha afirmado que la corrupción de la autoridades, las violaciones a los derechos humanos que cometen y su abuso de autoridad encarnan una política de violencia sistemática.

2 ¿Que la estrategia Nacional de seguridad desata la violencia?

Eso no sólo se ha dicho, sino que ha sido sostenido por varias organizaciones de defensa de derechos humanos

3. ¿Que la captura o ejecución de los criminales desata la violencia?

Habrá que recordarle al señor Poiré que, como el mismo ha afirmado, la captura o ejecución de criminales es apenas un aspecto de la estrategia de seguridad, así que no podemos evaluar si ésta desata o no más violencia partiendo sólo de las cifras que arroja la implementación de uno de sus componentes. Nuevamente han querido engañarnos con la estrategia del juego de cifras.

Me parece que, de todo lo que mencionó el señor Poiré, lo más grave es que nieguen que su estrategia de seguridad desate violencia, así que es en este argumento en el que me voy a centrar.

El primer argumento del vocero consiste en mostrar que los narcotraficantes y los criminales organizados siempre han sido violentos, que dicha violencia estaba presente desde antes, por lo que no es responsabilidad única de la administración de Calderón. Pero lo que sí es responsabilidad de su administración es la escalada de violencia. Si bien es cierto que ya antes se vivía violencia en México, nunca había alcanzado los índices y las cifras que se han observado durante el sexenio de Calderón. Y hasta donde sé, el presidente es responsable de lo que ocurre en el país que gobierna, al menos, durante su administración.

Otra cosa de la que sí es responsable Calderón, es de la larga lista de civiles que han sido asesinados, ejecutados, desaparecidos, torturados o agredidos con cualquier otra violación a los derechos humanos cometida por parte de los militares que él ha despalzado en el territoriso mexicano  (si desea ver esta información documentada consulte el comentario al segundo mito).

El señor Calderón también es responsable de ignorar todas las recomendaciones y advertencias que le han hecho saber que a mayor militarización mayor aumento de violaciones a los derechos humanos y de violencia. No sólo de eso, Calderón es responsable del desempleo, la falta de seguro social, así como la violación sistematica al derecho a la alimentación y a la educación del que somos víctimas gran parte de los habitantes de este país: eso también es violencia. Preponderar con presupuesto y esfuerzo un plan de seguridad nacional en lugar de atender las necesidades básicas para la vida digna de la población es violencia.

Y sí, la estrategia de seguridad desata violencia, una violencia planificada por el mismo Estado para aterrorizar a la población en general. A esa violencia la conocemos como guerra contra el pueblo.

Pero, ¿para qué cansarlos más? Le voy a demostrar al vocero de seguridad del Gobierno de Calderón, que han sido sus propias palabras las que han nutrido la idea (que no el mito) de que su estrategia de seguridad genera más violencia. Basta con que se revisen estas dos notas que me parecen reveladoras.

Los derechos humanos un precio a pagar

Y, aquí, las palabras de García Luna contradiciendo a Poiré

Ya de perdida… ¡que se pongan de acuerdo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: